La manopla en el desierto

Pedro y Raúl ya están en marcha en su aventura por el desierto marroquí, participan en Panda Raid 2019, una carrera de 3000km en 7 etapas que se disputa del 8 al 16 de Marzo con pistoletazo de salida en Madrid y llega a Marrakech, y en la que han decidido dar visibilidad a la HEMIPARESIA INFANTIL. A continuación en nuestro post os contamos de que manera lo están haciendo y los detalles de la carrera.

20190312_095958966279206730669914.jpg

El pasado Diciembre, durante la feria del corredor en Zurich Maratón Málaga, se acercaba a nuestro stand Pedro Gajete, un corredor de trailrunning del Team Rapaz malagueño, y nos contaba que junto a su amigo Raúl Carretero tenían una ilusión: hacerse con un coche “muerto” del desguace y partiendo de cero darle vida para participar en Panda Raid 2019 y  hacerlo por un motivo solidario. Asociación Mis Metas Por Ti y Héroes de Hospital serían sus motivos.

Si en nuestro post de ayer os contábamos que estábamos muy ilusionados porque la manopla se ponía los patines con Sheila Ibáñez extendiendo así el mensaje de visibilidad de la HEMIPARESIA INFANTIL a un nuevo deporte cómo el patinaje, hoy volvemos a estar plenos de felicidad al contaros que la manopla se hace un hueco en el mundo del motor gracias a Pedro y Raúl que llevarán la manopla impresa en su coche, SEAT MARBELA Especial, durante 7 días por el desierto de Marruecos.

Además mostrarán su apoyo a todos los HemiCampeones y sus familias dedicándoles una de las siete etapas y para ello portarán durante toda esa etapa la camiseta HemiFighters y sus manoplas que han llevado a éste evento en el que participan 380 equipos que no sólo competirán cada etapa si no que también convivirán e intercambiarán impresiones cada día al final de las mismas  y dónde estamos seguros que Pedro y Raúl serán unos magníficos embajadores llevando hasta allí el mensaje reivindicando inclusión, tolerancia, respeto a la diversidad y más y mejores ayudas médicas para todos los niños y niñas con HEMIPARESIA INFANTIL.

 

¡GRACIAS EQUIPO 149!


PANDA RAID 2019, la carrera.

El pasado viernes comenzaba en el circuito del Jarama una nueva edición del Panda Raid, una prueba que retoma el concepto original del Rallye París Dakar, pero con una diferencia importante, que solo es aventura y que no se trata de una competición para llegar el primero a la meta. Una aventura de verdad. Allí, en la semana que dura la prueba, se trata de convivir, de pasarlo bien, de ayudar a los demás… y sobre todo conseguir llegar de vuelta a casa. Participarán vehículos llegados no solo de España, sino también desde Alemania, Dinamarca, Holanda o Reino Unido.

LAS 7 ETAPAS

Etapa 0: Madrid > Motril > Nador > Lago Mohamed V  (480 km)
Después de las verificaciones técnicas y la salida oficial en el circuito del Jarama de Madrid, los equipos tendrán que recorrer los 480 kilómetros que les separan del puerto de Motril. Allí, al día siguiente, después de las verificaciones de los equipos de la zona sur, y aproximadamente al medio día, todos los equipos se embarcarán en el Ferry que les transportará al puerto de Nador. Ya en Marruecos, un enlace por carretera llevará a los equipos al primer campamento en el Lago Mohammed V, pero la panorámica que les espera solo se podrá ver con las primeras luces de la mañana. Los equipos pasarán la primera noche al Panda Raid “style”.

Etapa 1: Lago Mohamed V > Bel Frissate  (323 km)
La etapa 1 de esta edición no tiene nada que envidiar a las etapas del sur de Marruecos en términos de kilometraje de pista. No es exigente a primera vista en pilotaje, pero tiene un extra de dificultad, sobre todo en navegación.

“Será un verdadero test y no una simple iniciación, a partir de los primeros kilómetros son los equipos los que tienen que tomar las riendas de su aventura y realizar una rápida adaptación si no quieren perder el norte y en consecuencia hacer más kilómetros de la cuenta por la pista equivocada”.

La primera sección de pistas se encuentra a escasos kilómetros del campamento; un laberinto de pistas con numerosos cambios de dirección. A partir de aquí comienza el obstáculo predominante de las pistas de Marruecos: los ríos secos (oueds).

La segunda sección de pistas será un golpe visual; comienzan los grandes espacios, la gran estepa de Marruecos espera el paso de los participantes. Esta parte de etapa se desarrolla en el Plateau de Rekkam, un gran meseta a 1100 metros de altura en la que solo hay pistas en todas direcciones y algunos nómadas que dedicándose al pastoreo completarán la escena.

En definitiva, un verdadero desafío; este sector desértico exige una coordinación perfecta entre piloto y copiloto en cuanto a navegación. Después de conducir por pistas paralelas sin fin, rodeados de 360 grados de desierto, la etapa llega a su fin, en un campamento instalado en un antiguo fuerte a 1300 metros de altitud, donde habrá que hacer frente a otro elemento: temperaturas de 0 grados.

Etapa 2: Bel Frissate > Maadid (371km)
La densidad de la jornada se caracteriza por dos sectores de pista muy diferenciados y cargados de contrastes.
El primer sector comienza con pistas de buen rodaje. De repente, un hermoso descenso exigirá finura y vigilancia para conducir por las serpenteantes pistas que se presentan. La bajada de la aguja del altímetro se acompaña con un cambio de decorado.

Después de un enlace por carretera, la segunda parte de la etapa supone un cambio de chip, ya que se inicia el típico escenario del sur de Marruecos. Los ríos de arena piden protagonismo, y cuando se nombra la palabra arena, comienza el riesgo de quedarse atrapado. La experiencia será interesante en aprendizajes, sobre todo para el buen desarrollo de las siguientes etapas. La eslinga saldrá del maletero; la solidaridad entre equipos está servida.

Etapa 3: Maadid > Merzouga (166km)
La etapa 3 tiene un programa especialmente cargado. La sección de Pistas comienza una vez dejamos la población de Erfoud. Como calentamiento inicial, se presentarán una serie de pistas a lo largo de montañas, en las que los navegantes deberán encontrar el paso correcto y los conductores mostrar sus habilidades en estos lentos pero técnicos pasos.

A partir de este momento el paisaje se vuelve más amplio y desértico; el objetivo es seguir rumbo sur por buenas pistas donde, de lejos, se podrán divisar las grandes dunas de Merzouga, que destacarán continuamente en el paisaje de los muchos kilómetros de la etapa.

Cuando las dunas desaparecen temporalmente del paisaje, la etapa sigue siendo genialmente técnica y muy visual. “Cada 5 km se cambiará de un escenario a otro, todo esto combinado con zonas de arena y navegación donde será importante encontrar la salida de los ríos secos en el momento justo, crucial requisito para seguir avanzando”. Aquellos que evalúan mal los límites de su motor estarán constantemente al borde del recalentamiento.

Se requiere una gestión precisa sobre el tiempo y resistencia mecánica para llegar a tiempo a la segunda parte de pistas. En recompensa por su esfuerzo, los equipos llegarán al campamento instalado a pie de las grandes dunas de Merzouga.

Etapa 4: Merzouga > Tazoulait (241km)
Al amanecer, las grandes dunas “despedirán” a los equipos para una larga etapa en el desierto.
La etapa irá cogiendo ritmo según van pasando los kilómetros y, poco a poco, los equipos se sentirán más a sus anchas en los grandes espacios de la hamada del Mharech. “Es una zona de navegación pura de 65 km donde los equipos se enfrentarán a 360 grados de desierto. Os podréis encontrar a un coche en paralelo a 500 m circulando a la misma velocidad que vosotros”.

Una vez terminada esta zona de navegación e incertidumbre, el recorrido se sumerge en uno de los cañones más espectaculares del sur, y a continuación la particularidad del día: los equipos afrontan un recorrido desdoblado, uno para 4×4 y otro para 4×2, donde la arena estará presente, poniendo al límite las capacidades técnicas de cada tracción. El nivel de dificultad coge altura y ¡afectará a todos! Dependiendo de la temperatura del día y de las habilidades de cada equipo, podrá ser un pequeño calvario para algunos en términos de resistencia y paciencia; momentos interesantes para los ases al volante, pero a la vez, frustrantes para otros. ¡¡A bajar las presiones!!

Una vez rumbo norte, la etapa no deja de ser interesante, y estará marcada por un importante kilometraje de pistas arenosas que harán las delicias de la conducción, pero no hay que confiarse, los cambios de dirección frecuentes pueden hacer que algunos equipos hagan algún kilómetro de más para conseguir encontrar la pista que comunica con la planicie adecuada. Acabar el día con las luces del coche encendidas es una opción.

Etapa 5: Tazoulait > Tansikht (317 km)
Esta etapa, la más larga en kilómetros de pista en Panda Raid 2019, someterá a los equipos a un examen en el que están todas las dificultades que propone el desierto de Marruecos.

“Sabemos que la acumulación de fatiga, tanto mecánica como física es uno de los parámetros más difíciles de gestionar, por ello en esta etapa hemos querido mezclar todos los elementos que la esencia del rally Raid exige como cualidades. Hacer un esfuerzo en mantener el compromiso de la mecánica del coche será vital. La navegación se fuerza con cambios de dirección poco previstos, donde estará todo el rango de la brújula: Norte, Sur, Este y Oeste”

En un inicio se combinan las mejores pistas de años anteriores con nuevas zonas que escapan de las pistas principales hacia otras menos visibles y que llevarán a una constante de obstáculos difíciles de franquear.
En el momento en el que la etapa llega a su ecuador, la gran cantidad de naturaleza y las interminables pistas recordarán a un paisaje más propio de la sabana africana. Cuando parece que la etapa se relaja…, se necesitará aún más habilidad para atacar algunos ríos secos para de este modo despedir la arena de esta edición a lo grande. Los 4×4 tendrán su ración extra de arena casi al finalizar el sector de pistas.

El enlace hasta el campamento se realizará recorriendo el Valle del Draa, con grandes palmerales y pueblos fortificados que sobrevienen en los desiguales niveles del valle. En definitiva, una etapa para tomársela con calma y pensar en cada casilla del roadbook.

Etapa 6: Tansikht > Marrakech (309km) 
Cuando la arena ya forma parte del ADN de los pandas, cuando lo extraordinario se ha vuelto habitual y el Panda se ha convertido en nativo del paisaje, toca finalizar.

El sector de pista llega justo al alcanzar Ouarzazate y los estudios de cine, para que los equipos acaben su particular película de la mejor manera.

A continuación, los participantes, con ya 7 días a sus espaldas, se enfrentan al primer episodio montañoso de gran calibre, las mil y una curvas que serán necesarias para atravesar el Col du Tichka, a 2290 m, antes de llegar a su objetivo: Marrakech.

La alegría y el orgullo por tocar la línea de llegada están cerca, pero las estadísticas dicen que algún que otro panda muere con las botas puestas.


Info de las etapas extraida de página oficial Panda Raid 2019: http://www.pandaraid.com/blog/descripcion-las-etapas-panda-raid-2019

por David Martínez.

Seguimos corriendo por la HEMIPARESIA INFANTIL… ¡Seguimos non-stop!

cropped-picsart_03-16-12-25-49.png

Ayúdanos a mejorar dejando tu comentario.

Además si no quieres perderte nada de nuestras publicaciones sobre hemiparesia y HemiRetos, suscríbete al Blog, Facebook y Twitter .

Compártelo si te ha gustado


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s